Ximena Ruiz, de la Consejería en Salud Mental, entregó recomendaciones previo a la PAES.

PSICÓLOGA DE LA UMAG SEÑALA QUE SIEMPRE HAY ALTERNATIVAS PARA ACCEDER A LA EDUCACIÓN SUPERIOR

27-11-2022 - 11:06
Descansar bien, desayuno liviano y trasladarse con anticipación al colegio donde las y los jóvenes rendirán la prueba, son algunos consejos a tener en cuenta.
A contar del lunes las y los jóvenes que egresaron de la enseñanza media rendirán la Prueba de Acceso a la Educación Superior, PAES, y como todo proceso de postulación permitirá a algunos alcanzar los objetivos y otros quizás no logren lo que deseaban.
En la Región de Magallanes se inscribieron 2.191 estudiantes para la PAES, mientras que a nivel nacional son 275 mil los que rendirán entre el 28 y 30 de este mes los exámenes de Competencia Lectora, Competencia Matemática M1, Competencia Matemática M2, Prueba Electiva de Historia y Ciencias Sociales y Prueba Electiva de Ciencias.
Ximena Ruiz, psicóloga de la Consejería en Salud Mental de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la Universidad de Magallanes, entrega algunos consejos a las y los jóvenes que rendirán la PAES y advierte que hay que entender, principalmente, que de ninguna manera es una sentencia en caso que no se logren los objetivos.
“Si algo no sucede bien o no lo puedo dar de la mejor manera como me preparé o lo tenía planificado, está la oportunidad de darla nuevamente durante el año. No es una sentencia. Si algo no llega a resultar como lo esperaba puedo volver a rendirla”, recalca.
Es clave un buen descanso
Ante la ansiedad que puede provocar el rendir esta prueba de admisión a las universidades, la psicóloga Ximena Ruiz dice que primordial es el descanso. Dormir bien la noche anterior, preocuparse de entregarse a ese momento de descanso y no presionarse.
Ante la costumbre que muchos tienen a estar conectados con el televisor, computador, tablet o celular antes de dormir, explica que “las pantallas también pueden resultar ansiógenos, las redes sociales; porque si estamos todo el día bombardeándonos con informaciones, eso también nos puede predisponer a ponernos un poco más nerviosos”.
Lo ideal sería que la persona pueda dormir lo que está acostumbrada a dormir. Se puede decir que ocho horas es lo ideal, aunque admite que hay gente que duerme un poco menos o un poco más, pero eso tiene que ver con algo personal en que cada uno encuentra el tiempo de descanso que necesita o estima conveniente. “Tratar de pensar que es otro domingo, pero teniendo en consideración tener todo bien planificado y organizado, esperando lo mejor”, acota.
Otro aspecto clave es tener una buena alimentación en los días previos y en el día de la prueba ojalá tener un desayuno liviano, nada que sea irritante o que pueda generar algún malestar en el momento que esté rindiendo la prueba.
Ximena Ruiz, psicóloga de la UMAG, agrega que además hay que tener todo bien planificado, bien organizado para no llegar a improvisar en la mañana del lunes en el tiempo que ocupe cada estudiante en transportarse desde su casa al colegio donde rendirá la PAES y llegar con la debida anticipación.
Además, dirigiéndose a la familia, a los padres y madres de los postulantes, les sugiere que entreguen un mensaje de seguridad, de confianza a sus hijas e hijos. “Mensajes de confianza como va a salir todo bien, anda con calma, con tranquilidad, entendiendo que el ingreso a la universidad por supuesto que es algo que nos importa y que es crucial en la vida de la persona, pero también es bueno relajarse, respirar, enfocar nuestra atención en lo que estamos. Comprender que las consecuencias tampoco serán terribles, atroces, y hay más posibilidades. Está bien perseverar y tomar las cosas con calma”, señala la psicóloga de la DAE UMAG.
Y recalca que una vez que sepan los resultados hay que mantener ese mensaje de confianza en el entendido que puede volver a rendir la prueba, que hay otras maneras de ingresar a la universidad y que “afortunadamente hoy la PAES no es la única manera donde se puede ingresar a la universidad. Se pueden explorar alternativas, entender que esto es un proceso y que va haber otras oportunidades”, concluye.