En un extenso recorrido conocimos mayores detalles del proyecto.

POLAR COMUNICACIONES LLEGÓ HASTA ISLA RIESCO PARA CONOCER AÚN MÁS DEL MEGAPROYECTO CARBONÍFERO DE LA MINERA ISLA RIESCO, CUYO PRIMER GRAN PASO ES MINA INVIERNO

22-02-2011 - 10:10
Tras cerca de tres horas de viaje desde Punta Arenas hacia el noroeste llegamos hasta Isla Riesco, que limita al suroeste, las aguas del estrecho de Magallanes, frente a la isla Santa Inés; al oeste, el Mar Skyring, que la separa de la isla Gamero y del continente; al noroeste, el canal Fitz Roy, que la separa del continente; al sureste, el Mar de Otway, cuyas aguas la separan de la península Brunswick. Antes eso si debimos cruzar el canal Fitz Roy en barcaza. Una panorámica, unos parajes que superan ostensiblemente lo que se podría con una imagen lograda por un eximio artista fotográfico.
Isla Riesco es la cuarta isla más grande de Chile. En ella se encuentra la Reserva Nacional Alacalufe, donde convive una gran biodiversidad, formada por bosques, glaciares, valles y humedales que son el hogar de una amplia cadena de ecosistemas marinos y terrestres. Pero no es su belleza natural la que hoy hace noticia: Allí también existe una de las reservas de carbón más grandes del país, cualidad que hoy amenaza al ecosistema.
Acompañados por un día maravilloso llegamos al lugar del momento, donde se instalará Mina Invierno en la Estancia Invierno, precisamente de la minera IslaRiesco, donde se contempla otras cuatro grandes iniciativas de extracción carbonífera, lideradas por la sociedad patrocinada por el Grupo Angelini (Copec) y Von Appen (Ultramar) y así constituir el megaproyecto carbonífero en esta isla de Magallanes.

El Proyecto
Es así como el proyecto total contemplaría a largo plazo a Mina Río Eduardo, Mina Elena, Mina Oeste y Mina Adela. Lo más inmediato es la Mina Invierno y en lo que nos centramos en estos momentos es parte del proyecto total que se estima en 500 millones de dólares; Invierno consta de una inversión que bordea los 180 millones de dólares y que recordemos, fue aprobado el pasado martes 15 de Febrero por la Comisión de Evaluación Ambiental y por unanimidad, en un ambiente de profunda tensión que provocó que los ánimos de los ecologistas presentes en dicha sesión se exacerbara contra los seremis, la intendenta Liliana Kusanovic, la secretaria de la Comisión, Karina Bastidas y contra el gerente de la minera IslaRiesco, Jorge Pedrals, quien manifestó tras la sesión que esto traerá un sinnúmero de beneficios para la región, sobre todo a nivel de empleabilidad.
“Estamos terminando un año de tramitación
ambienta. Ha sido un proceso muy riguroso de mucho trabajo
con los mejores especialistas y con la mayor cantidad de
información a la prensa, de manera que todos sepan que
efectivamente cual es el proyecto que estamos construyendo, cuáles
son los medios de mitigación y compensación que estamos planteando
respecto del proyecto que va a generar más de 700 puestos de
trabajo en la región”, aseveró Pedrals.
Mina Invierno, se encontrará ubicada en el lado sur de la isla, operará a rajo abierto móvil y estará formado por un hoyo de explotación de 3.900 metros de largo, 1.615 de ancho y 180 metros de profundidad. En su máxima expresión serán 487 hectáreas las utilizadas para una extracción anual de carbón tipo sub-bituminoso de 6 millones de toneladas y que tendrá un período de vida útil cercana a los 12 años, alcanzando una extracción total de 73 millones de toneladas. Junto a esto 630 personas trabajarán en la fase de construcción (que contempla 24 meses) y en su fase operativa requerirá de 830 personas.
Una de las iniciativas que se están llevando a cabo hoy en Estancia Invierno es en los invernaderos donde doscientas plantas de lenga están en fase de crecimiento y adaptación para ser trasplantadas para la reforestación a futuro.

Opiniones Opositores
Uno de los férreos opositores al proyecto es el concejal de Punta Arenas, Mario Pascual, integrante del Frente de Defensa Ecológico Austral, también acérrimo cuestionador del mono cultivo de salmones, quien enfatizó en que no hay una política energética clara en nuestro país.
“Nosotros queremos ver Isla Riesco después de cinco años, una cosa es Isla Riesco hoy día que nos van a mostrar algo que ya conocemos y otra cosa es Isla Riesco con un tajo de proporciones mayores, con un daño importante. Fíjese que no hay ningún estudio que diga que la lenga trasplantada en condiciones naturales como ellos plantean haya tenido resultados, por dar algunos de los tantos ejemplo que hay”, profirió.
El concejal hace además hincapié en lo que sería la base de un sinnúmero de puntos en el Estudio de Impacto Ambiental que califica de gravísimos errores como el promedio de los vientos que considera que éste es de 30 kilómetros a la hora, siendo que en la Isla las rachas de viento alcanzan fácilmente los 100 kilómetros a la hora, en voz de los opositores. El rol de fiscalización, por ende, será esencial cuando el proyecto comience a ejecutarse, en caso de que así fuese, agrega Pascual.
Referente a las críticas de los ecologistas que argumentan que la
medición de vientos es un error garrafal de la minera porque
contendría graves equivocaciones y omisiones de información, Patricio Alvarado, gerente de asuntos corporativos y medio
ambiente de minera Isla Riesco, fue preciso al contestar a este cuestionamiento.

“Los modelos de dispersión han sido construidos con registros de
viento desde aquellos días en que hay cero intensidad. Hasta los
que tenemos rachas de 120 y 140 kilómetros por hora. Los valores de
nuestro modelo de ese punto de vista son correctos”, afirmó.
Datos oficiales indican que desde 1943 no existe actividad carbonífera importante, ya que hasta 1952 operó exitosamente mina Elena y Josefina, logrando un peak de extracción de 100.000 toneladas y cuyo asentamiento en
Elena llegó a las 753 personas, cifra no superada hasta el día de hoy. Luego vino Pecket que ha sido la base de las comparaciones en relación al impacto ambiental que pueda producir en el lugar es una de ellas. Aún está en la conciencia colectiva el caso de la mina Pecket, en el que los trabajos para extraer el mineral dejaron una superficie de alrededor de 2,5 por 1,5 kilómetros (equivalente a un cuarto de la superficie de Punta Arenas), la que no fue sujeta a planes de mitigación de daños en el entorno.
Los efectos serán devastadores, señala Gregor Stipicic, médico propietario de una estancia ubicada a pocos kilómetros de donde operará Mina Invierno.
“Nosotros no vamos a claudicar, vamos a seguir en esto, vamos a seguir en esta lucha. Tenemos nuestro recurso de reclamación, tenemos la llegada de un prestigioso abogado, Fernando Dougnac, que va a estar con nosotros y no les quepa la menor duda que vamos a llegar hasta el final y primero hacer conciencia en Magallanes que esto es un proyecto nefasto, súper a corto plazo, que va y se viene como muchos otros tremendos concesiones, altamente contaminante”, indicó.

El Puerto
Para el embarque del carbón, en la costa del mar de Otway la minera Isla Riesco contempla la construcción de un complejo portuario en el sector de Punta Lackwater desde donde saldrá a inicio del 2013 el primer cargamento de carbón hacia el norte del país.
Hoy, un 25% de la generación eléctrica en Chile se produce con este elemento, principalmente por la mayor demanda de la industria minera. En la próxima década, la energía producida con carbón podría significar hasta un 40% del total que se consume en el país.
Hoy, el 94% del carbón que se consume en el país para generar electricidad se importa del exterior, principalmente de Colombia e Indonesia. De concretarse la iniciativa, la producción de isla Riesco podría reemplazar hasta un 30% del mineral proveniente del extranjero, todo esto en que la política energética aún no está definida.
Hoy un gran parte de las estancias situadas en la isla están siendo comparadas por la sociedad Copec y Ultramar, lo que marcaría los primeros indicios de los futuros proyectos carboníferos contemplados a realizarse en las próximas dos décadas.


Hugo Hurtado O.- hugohurtado@radiopolar.com