Seremi Sáez destaca “impulso” y “sentido de continuidad” dado a la política pública sectorial.

MINISTERIO DE ENERGÍA CELEBRA UNA DÉCADA DE VIDA

15-02-2020 - 14:33
En 1978, cuando la televisión en colores aún no se masificaba en Chile, la cartera de Minería creaba la Comisión Nacional de Energía, embrión de lo que, a la luz del sostenido desarrollo del país, décadas más tarde, en el 2010, daría origen al actual Ministerio de Energía.

La nueva institucionalidad pasó a ser el órgano superior de colaboración del Presidente de la República en las funciones de gobierno y administración del sector energía, otorgando capacitación, perfeccionamiento y actualización técnica sectorial, incluyendo en éstas a sus funcionarios para el adecuado cumplimiento de los objetivos ministeriales.

LAS SEIS PRIMERAS
Así comenzaba el Ministerio de Energía a dar sus primeros pasos en la Administración del Estado; capacitando, diagnosticando, evaluando y formulando políticas, planes y normas en asuntos de su específica competencia técnica.

En paralelo, la cartera organizaba y establecía la distribución por el territorio nacional, de las primeras seis Secretarías Regionales Ministeriales que representarían al ministro; inicialmente en igual número de zonas geográficas, cada una con sus particulares potenciales energéticos y a la vez, con uno o más tipos de energías en común.

El hoy SEREMI de Energía de Magallanes, Nolberto Sáez, recordó que durante el segundo semestre del primer año de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, fue cuando se crean las primeras representaciones regionales ministeriales de Energía.

“Si no me equivoco, fue en agosto del 2010 cuando se designan las primeras seis Secretarías Regionales Ministeriales. Una de ellas, la correspondiente a la ‘Zona Austral’, tendría asiento en Punta Arenas, Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Por ese entonces, se la describía como la única región petrolera del país, y con un importante potencial de eficiencia energética”, contó.

CONTINUIDAD: FUNDAMENTO DE LA POLÍTICA PÚBLICA
Tras este decenio, el Ingeniero Civil Eléctrico y titular regional del ramo, ve la creación del Ministerio de Energía como un “gran avance para Chile, pues permitió iniciar un camino que requería de una mirada de Estado para explorar, explotar, investigar, invertir, asociarse y, en definitiva, desarrollar, -de la mano de la academia, la ciudadanía, el sector privado y por cierto el público-, el enorme potencial energético con el cual cuenta nuestro país de cara a las demandas internas, propias del mercado nacional, y a las internacionales”.

De acuerdo al SEREMI Sáez, cuando nace el ministerio, se tuvo muy presente que, para convertirse en un país desarrollado con la calidad de vida que ello implica, la sostenibilidad, la eficiencia y, finalmente la autonomía energética, son clave para alcanzar dicho objetivo.

“Chile, el Estado de Chile, a través de sus distintos gobiernos -con naturales matices, claro-, ha empujado sectorialmente en esa dirección. Sin duda falta mucho por hacer. No obstante, tener esto presente es lo que hoy nos convierte en un país que de manera seria y responsable ha trazado su Ruta Energética sostenible, con un completo Plan de Descarbonización de su matriz energética para alcanzar hacia el 2050 la carbono neutralidad, un detallado Mapa de Vulnerabilidad Energética que permita estrechar brechas mediante la Ruta de la Luz. Todo esto, enmarcado en la Política Nacional Energética (que se actualiza periódicamente), con objetivos claros, ambiciosos pero realizables”, planteó Sáez.

La autoridad regional de Energía agregó que se sumaba a las palabras del ministro Juan Carlos Jobet y del subsecretario Francisco López, en el sentido de “resaltar como Gobierno, y sin dejar ser autocríticos, que la mejor manera de avanzar como país, es propiciando la participación ciudadana, la continuidad programática, otorgando incentivos correctos, focalizados y adecuadamente priorizados; donde impere la certidumbre jurídica y la estabilidad para un sector económico y productivo que genera empleo de calidad y que está en permanente crecimiento e innovación. Esto exige un fuerte impulso en la educación y cultura energética, capacitación, formación y más mujeres liderando el sector; frente a estos motivantes desafíos, tenemos la obligación de fortalecer cada uno de estos aspectos".

”Esta misión es de Chile en su conjunto, donde uno de los pilares clave para llevarla adelante, sin lugar a dudas, son los funcionarios de este Ministerio, quienes sobresalen por su compromiso, calidad humana y profesionalismo”, subrayó Sáez.